Así se legitima una estructura criminal: el caso Nuevo Jerusalén

IMG_20150206_082810306Imagen del asentamiento Nuevo Jerusalén en la finca el Cortado.

Redacción AnalisisUrbano.com

Las recientes publicaciones de la investigación que inició AnalisisUrbano.com sobre el caso Nuevo Jerusalén, un asentamiento ilegal ubicado en el sector El Cortado que es gobernado por los grupos armados post desmovilización AUC, encontró aciertos y el reconocimiento de la situación por parte de algunos miembros de organismos de investigación oficial, así como de buena parte de los pobladores que allí habitan. Sin embargo, también halló detractores que continuamente se comunican con este medio vía e-mail o a través de las redes sociales, negando la veracidad de lo publicado, pese a que informes oficiales lo respaldan, y aduciendo con argumentos que allí nada ocurre.

Uno de los mensajes alerta y llama la atención. El autor expone, de forma clara y extensa, por qué considera que allí no pasa nada, no sin antes aclarar que es “una persona de bien trabajadora y luchadora”. No obstante, la epístola parece una guía completa de cómo se legitima un grupo criminal que controla un territorio. AnalisiUrbano.com decide publicar partes del mensaje porque considera que no sólo es la realidad de Nuevo Jerusalén, sino el reflejo de una situación que padecen gran parte de  los barrios que se encuentran en las laderas del Valle de Aburrá.

La persona que escribe asegura que vive en el asentamiento desde que este se originó y por lo tanto da fe de que lo publicado no es cierto. Dice que los testimonios recogidos por AnalisisUrbano.com no son verdad y que los testigos, a quienes llama “personas inconformes y que en realidad son afectados por x o y motivo en el cortado (sic)”, quisieron dar una información falsa.

En la carta se lee lo siguiente: “En el cortado no exixte un grupo armado de autodefensas eso es falso, en el cortado no entrenan de noche ni marchan como aseguran las personas que quieren hacer ver algo distinto ante ustedes Y mucho menos menores de 9 a 16 años eso es totalmente falso yo personalmente he visto cuando a los niños los mandan pa sus casas hacer tareas a jugar con los demas niños (…)  jamas de noche entrenan a nadie y menos a menosres de edad que en su legado esta eso, no niños menores de 18 años (…) es falso ellos son un combo de barrio nada mas (sic)”. El remitente reconoce que hay una organización delincuencial pero sólo le interesa aclarar que no es un grupo alineado al paramilitarismo.

IMG_20150206_084001972_HDR

El director del Sistema de Alertas tempranas, Jorge Enrique Calero Chacón, en un informe sobre la delicada situación de El Cortado, enviado 26 de agosto del 2013 al secretario de Gobierno de Antioquia, Santiago Londoño Uribe, afirmó que en Nuevo Jerusalén básicamente gobiernan grupos armados ilegales como ‘Los de París’ o ‘Los Chatas’, organización que, según él, “participa dentro de la estructura de la Oficina de Envigado, grupo armado posdesmovilización de las AUC”.

En el informe, Calero Chacón también describe cómo controlan los criminales el territorio. Además, asegura que “utilizan de manera ilícita a los niños, niñas y adolescentes en actividades de vigilancia, trasporte de armas y expendio de drogas”. La descripción del operar delictivo, alarmante de por sí,  se puede leer en la siguiente imagen, la cual es un extracto del informe que (se insiste) hace un año conoce la Secretaría de Gobierno de Antioquia.

Imagen Informe 1Extracto del informe.

La carta continúa, esta vez haciendo alusión al video que AnalisisUrbano.com colgó en su artículo Habitantes de Nuevo Jerusalén temen represalias por denunciar control territorial ilegal del asentamiento, en el que tres personas dan testimonio de la situación de Nuevo Jerusalén. El remitente escribe: “EN ESTA COMUNA ESTA TOTALMENTE PROHIBIDO HACER DISPAROS TANTO COMO AL AIRE COMO EN TIERRA, ESO DE QUE LES DAN LA PELA A LAS PERSONAS QUE NO SON DE LA ZONA ES FALSO POR QUE ELLOS A NADIE LE PEGAN POR PEGARLES Y NO SON COMO LOS POLICIAS KE SI ABUSAN DE LA AUTORIDAD, en el cortado no matan x matar ni mucho menos abusan de la autoridad delincuencial aca se muere el que la cague o el ladron que se deje cojer robando, (…) las personas son respetadas x los muchachos que cuidan protejen y valoran su territorio como lo hacen todos los combos en medellin y en antioquia en general, mi intencion no es tratar de desviar informacion o la problematica (…) pero me parece muy mal hecho de que estas personas denuncien algo que no es verdad (sic)”

El párrafo es irónico en todo su sentido, los testimonios recogidos por AnalisisUrbano.com aseguraban que en el cortado agreden, intimidan, controlan y asesinan a la gente; la persona que escribe dice que eso es falso, que sí se asesina y se golpea pero sólo al que se lo merece. No obstante, lo que realmente preocupa es la legitimación del grupo criminal al que le reconocen su “autoridad delincuencial” -palabras ridículamente yuxtapuestas- y el cómo no abusa de ella, aunque no abusar signifique cometer un homicidio si consideran que la víctima dio méritos, es decir, pena de muerte aplicada a voluntad –léase autoridad- delincuencial. Y así es como se legitima un grupo criminal en un territorio, triste panorama que repite, como dice el autor del mensaje, no sólo en Nuevo Jerusalén sino en el resto de Medellín y de Antioquia.

El remitente desestima los testimonios recogidos por AnalisisUrbano.com y argumenta que esas personas tal vez atestiguaron porque tuvieron inconvenientes con el grupo criminal, amparándose en la frase cliché que justificó los crímenes paramilitares antes de abandonar sus siglas AUC: “no son personas de bien”. Escribe lo siguiente: “esas personas que dicen ser sus testigos o denunciantes si sufrieron alguna afectacion de dicho combo es por que ? se lo ha preguntado ? es por que no son personas de bien es por que no son personas honestas por que son personas problematicas que chocan con las demas personas y tal vez creen que el orden publico lo domina la policía (sic)”. El descreimiento por el operar de la fuerza pública es evidente, pero lo que se deja ver entre líneas es que en Nuevo Jerusalén “choca” el que no reconozca que la autoridad es la “delincuencial”.

La epístola continúa y básicamente dice que “sirven mas los muchachos del barrio que la misma institucionalidad del estado, un estado que nunca ha apoyado a las personas mas vulnerables del país (sic)”. Hace un resumen de la situación del país, del hambre, la miseria, la pobreza y crítica a medios de comunicación como AnalisisUrbano.com a los que acusa de “buscar lo malo de la sociedad en especial de los combos de medellin (sic)”, agregando que esas personas “no son tan malas” y que no se les ve la cara buena que tienen porque, asegura el remitente, donan mercados y útiles escolares.

En cuanto a la vacuna que los habitantes de Nuevo Jerusalén deben pagar mensualmente por los servicios públicos -20 mil pesos por la luz y 6 mil por el agua, lo cual significa más de 1.560 millones de pesos anuales teniendo en cuenta que el asentamiento supera las 5 mil viviendas-, el autor de la carta asegura que es falso, que no todos la pagan porque no todos tienen con qué hacerlo y agrega que “los muchachos” son “concientes de la situacion de la pobresa extrema que se vive en el lugar () no todas las personas estan obligados a pagar dicho servicio que al igual es mucho mas economico que con epm (sic)” y que si asesinaran a todo el que no lo hiciera esto iría “encontra de los derechos humanos y de la convivencia de las personas del cortado (sic)”.

El mensaje cierra diciendo que da rabia ver todo lo que se publica “POR QUE SI ALGUIEN SIRVE EN ESA ZONA SON LOS MUCHACHOS DEL BARRIO (sic)”. El remitente asegura que más de 4900 personas tienen eso presente y que “SON SOLO UNOS CUANTOS LOS INCONFORMES Y DESGRACIADOS GAMINES KE KIEREN AFECTAR LA BUENA FE DE ESTA GENTE QUE LO UNICO KE HA HECHO POR TODAS ESTAS FAMILIAS ES PONER EL PECHO (sic)”. El autor, al despedirse, solicita que sus palabras se tengan en cuenta (deseo que AnalisisUrbano.com respetó) porque, asegura, “este combo no es tan delicuente como lo hace ver (…) por el orden la paz y la tranquilidad de la comunidad estos pelaos son un ejemplo para muchos barrios (sic)”.

Uno de los delitos que más sufre El Cortado, específicamente el sector Nuevo Jerusalén, es el desplazamiento forzado por parte de la organización criminal, delito que el director del Sistema de Alertas tempranas, Jorge Enrique Calero Chacón, en su informe denomina “despojo de bienes inmuebles”, el cual, aparte del apropiamiento de la tierra, según Calero Chacón, también tiene otro propósito: “establecer la residencia de gente cercana a la agrupación ilegal. De esta forma asegurarían el establecimiento de un tejido social leal a sus intereses (…) se podría estar presentando un posible repoblamiento, en la medida en que se expulsa a unos pobladores para introducir a otros afines a un grupo armado”.

Imagen Informe 2Extracto del informe.

AnalisisUrbano.com ya cumple dos meses denunciando esta situación, y para las alcaldías de Bello y Medellín, así como para la Gobernación de Antioquia, la problemática sigue pasando, como se dice popularmente, “de agache”. Nadie quiere tomar responsabilidad por una situación que se denunció hace más de cinco años, y que por orden judicial se mandó a corregir hace un año.

Una razón tiene el remitente, la negligencia y ausencia estatal es la primera planta sobre la que se edifica el control territorial por parte de las estructuras armadas ilegales; también es el primer peldaño en el que una población se apoya para llegar a la legitimación de una “autoridad delincuencial”… por brutal que ésta sea.

Tema relacionado

Homicidio en Nuevo Jerusalén confirma control territorial de grupos ilegales armados

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s